¿En qué consiste el proceso de certificación de un sistema de gestión de calidad?

Desarrollo de un certificado ISO 9001

Un Sistema de Gestión de Calidad se puede certificar con la implantación de la norma ISO 9001 para lograr la máxima satisfacción de nuestro cliente. Por ello, se deben conocer cuáles son los requisitos y pasos para poder completar el proceso satisfactoriamente

¿Qué es la calidad en el ámbito empresarial?

Se define calidad como “el conjunto de propiedades inherentes a algo, que permiten juzgar su valor” y también como un equivalente a excelencia o superioridad. En consecuencia, existen dos términos diferenciados que debemos controlar: control de la calidad y gestión de la calidad.

  • Control de calidad es una inspección o prueba para verificar las propiedades de un producto o servicio y constatar que sea satisfactorio.
  • Gestión de la calidad comprende las guías sobre la política de calidad de la empresa.

Por tanto, el Sistema de Gestión de la Calidad (SGC) determina las normas y estándares para garantizar la excelencia. Los parámetros son definidos en la norma ISO 9001, donde se establecen las pautas a seguir para implantar un correcto sistema de gestión de la calidad.

El objetivo de estas normas es determinar el procedimiento de las actividades productivas, definir la estructura organizativa y los recursos necesarios. A partir de ello, se logrará garantizar la máxima satisfacción del cliente con el servicio o producto y se simplificarán los procesos productivos.

Objetivos del Sistema de Gestión de la Calidad

El cumplimiento de los estándares de calidad es la forma de garantizar un sistema de gestión de la calidad óptima y alcanzar el éxito. Los objetivos que persigue son:

  • Nuevos clientes: el aumento de la confianza incide directamente sobre nuestra imagen corporativa, por lo que atrae a nuevos clientes
  • Mayor satisfacción para el cliente: los estándares de calidad buscan cumplir con las expectativas del cliente
  • Aumento de la eficiencia en la organización empresarial: la optimización de los procesos debe de ser una máxima para la dirección de la empresa
  • Ventaja en el mercado: una norma ISO supone una mejora de la posición de la empresa en el sector
  • Reducción de los costes: los costes innecesarios se deben suprimir sin afectar a la calidad
  • Requisitos legales: la certificación es una forma de adherirse a las normas y poder presentarse a concursos de la Administración Pública
  • Cumplimiento con las exigencias: la certificación puede ser un requisito indispensable para acceder a algunas multinacionales

Proceso de certificación del Sistema de Gestión de la Calidad

La norma ISO 9001 establece las directrices de un Sistema de Gestión de la Calidad, pero no determina la metodología.

No obstante, la directiva de la empresa deberá tener un papel relevantes para motivar a la plantilla. Los pasos para la certificación son:

Análisis de la situación actual

Es preciso realizar un diagnóstico sobre la situación actual de la empresa para poder implantar la normativa correctamente mediante el análisis del punto de partida. Además, se recomienda designar a un responsable del sistema para cumplir con las expectativas.

Evaluación de los procesos productivos

Se deben revisar los procesos de la organización para determinar el grado de alcance de las diferentes áreas. La mejora continua es un fin del sistema de gestión de la calidad y por ello, los controles e indicadores serán buenas herramientas.

Documentación necesaria para la certificación

Como mencionamos en otros artículos, la elaboración de un manual de calidad es muy recomendable, aunque no obligatorio. No obstante, sí se debe documentar la política de calidad de la empresa y el alcance del sistema de gestión de la calidad.

Por ello, la documentación debe de ser preparada y organizada para clarificar los procesos e incrementar la eficiencia de la actividad empresarial.

Compromiso y formación de la plantilla

La formación del personal es clave para unificar y estandarizar los procesos acorde a la norma ISO 9001.
Por esta razón, los objetivos se definirán en relación a las herramientas, controles e indicadores a seguir. Asimismo, los procesos productivos deberán someterse a control.

Implantación del sistema y revisión

Una vez ha sido implantado el sistema, los procesos productivos se adaptarán a la norma. Posteriormente, se realizarán una auditoría interna (obligatoria) para analizar el funcionamiento y detectar anomalías. Además, periódicamente se deberán realizar auditorías de calidad.

Medidas correctivas

Cuando hemos identificado las irregularidades tenemos que proponer soluciones para solventar los problemas y lograr la mejora continua. La mejora del rendimiento debe de ser una prioridad.

Por ello, se recomienda identificar alternativas, reforzar los puntos fueres y realizar una segunda auditoría interna previa a la certificación.

Certificación

Un organismo externo realizará una pre-auditoría para comprobar las irregularidades y posteriormente, se realizará una auditoría para la certificación.

Etapas de un certificado ISO 9001

Si quieres saber más sobre las normas ISO, desde CTMA Consultores te podremos asesorar sobre ello. Nuestra empresa se ha consolidado como una de las mejores empresas de consultoría ISO para la aplicación de estas normas.

Si quieres dar un paso y mejorar la gestión de tu empresa, no dudes en consultarnos.

Si te ha gustado el contenido, compártelo con tus conocidosShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

1 pensamiento sobre “¿En qué consiste el proceso de certificación de un sistema de gestión de calidad?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *