¿En qué consiste una auditoría ambiental?

Auditoría Ambiental

La protección medioambiental es un compromiso que todas las personas y empresas deben adoptar. Por ello, la realización de una auditoría ambiental es un paso clave en este proceso

Qué es una auditoría

Se trata de una verificación o inspección de la actividad económica y procesos productivos de una empresa para comprobar su eficacia y su adaptabilidad a la normativa y leyes vigentes. Por otro lado, la auditoría interna consiste en el análisis detallado de una parte del proceso, contabilidad o información. Esta actividad será llevada a cabo por un profesional con vínculos laborales con la compañía o una empresa externa cualificada, que guiara a la organización en todo el proceso.

Auditoría ambiental

Un primer paso para poder disminuir los efectos negativos en el medio ambiente derivado de nuestra actividad. Esto se certifica mediante la norma ISO 14001. Para poder cumplir los preceptos legales de protección del medio ambiente, se debe seguir sus dictámenes. De este modo, se pretende controlar las consecuencias negativas producidos por las empresas, lograr la eficiencia energética y evitar irregularidades.

Por tanto, para poder cumplir estos objetivos tenemos que realizar una auditoría ambiental para evaluar si se cumplen todos estos requisitos imprescindibles.

La auditoría podrá ser realizada por una empresa externa cualificada o un responsable de la empresa designado por la directiva de la organización. En cualquiera de los dos casos, el encargado de la auditoría tiene que tener los conocimientos suficientes, aplicar medidas correctivas y ser imparcial en las áreas necesarias. Aunque habrá que tener en cuenta que para obtener el certificado ISO 14001, habrá que contratar a una organización certificadora, independientemente de quien realice la auditoría.

Finalmente, se realizará el seguimiento de la eficacia de las medidas correctoras de las irregularidades (en el caso de que las hubiera), una vez obtenida la certificación correspondiente.

Objetivos de la auditoría ambiental

La meta principal de una auditoría ambiental es recoger información relevante sobre la empresa para estudiar, planificar y detectar posibles irregularidades que perjudiquen a la naturaleza. Sin embargo, los objetivos pueden variar dependiendo de las características de cada empresa. Los objetivos más frecuentes son:

  • Identificar áreas a mejorar
  • Evaluar el cumplimiento de objetivos propuestos
  • Implantar medidas correctoras en los casos necesarios
  • Modificar los procedimientos de análisis de la eficacia
  • Cumplir y garantizar la adecuación de los preceptos legales de la norma
  • Lograr el compromiso de toda la plantilla con los objetivos impuestos de la norma
  • Fortalecer el liderazgo de la directiva en su empeño por el cumplimiento de la norma
  • Evaluar el Sistema de Gestión Ambiental (SGA) y la conformidad con ello
  • Elaborar un informe final con los resultados finales y proponer medidas correctoras para una mejora continua

Guía para hacer una auditoría ambiental

Las diferentes fases para completar una auditoría ambiental con éxito varían según las particularidades de la empresa y sus propios objetivos. Sin embargo, los pasos más comunes son:

Planificación de la auditoría ambiental

En primer lugar, hay que designar un responsable para llevar a cabo la auditoría, bien una persona vinculada laboralmente con la empresa o una organización externa cualificada. A continuación, hay que elaborar una planificación detallada y se procederá a elegir la metodología a emplear en el proceso.

Trámites previos a la auditoría

El equipo responsable tiene que revisar todos los documentos, previamente facilitados por la dirección de la empresa, para poder valorar la actividad empresarial, el Sistema de Gestión Ambiental (SGA) y los requerimientos legales. Los documentos que tienen que ser revisados son:

  • Mapa de la situación actual de la organización
  • Misión y objetivos de la organización
  • Permisos legales necesarios
  • Política medioambiental de la organización
  • Adaptación del SGA
  • Procedimientos y fases productivas

Aviso de la auditoría

Es necesario avisar con antelación sobre la auditoría para establecer una fecha y hora concreta. Asimismo, deberemos determinar cuál será el alcance y ámbito de la misma.

Desarrollo de la auditoría ambiental

En este paso, se evaluará el Sistema de Gestión Ambiental (SGA) implementado por la empresa, según los parámetros dictados por la norma ISO 14001. Además, hay que evaluar los distintos procesos productivos de la empresa para determinar cuál es el impacto real en el medio ambiente.

Cierre de la auditoría ambiental

Ese paso es básico, pues en él se comunicarán los resultados de la auditoría a la dirección y departamentos afectados de la empresa. Si se han detectado errores, se deberán proponer medidas correctivas y soluciones.

Redacción de un informe final

Por último, hay que elaborar un informe, que refleje detalladamente los resultados, observaciones y datos importante de la auditoría. Asimismo, se realizará un seguimiento para comprobar cómo es el desarrollo de las nuevas medidas, la empresa auditada adoptará un compromiso de mejora continua y se fijarán auditorías periódicas para el futuro.

Auditoría ambiental ISO 14001

Si quieres saber más sobre normativa medioambiental, desde CTMA Consultores te podremos asesorar sobre ello. Nuestra empresa se ha consolidado como una de las mejores consultoría ISO para la aplicación de estas normas.

Si quieres dar un paso y mejorar la gestión en materia ambiental de tu empresa, no dudes en consultarnos.

Si te ha gustado el contenido, compártelo con tus conocidosShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *