LLAMAR AHORACONTACTAR
Saltar al contenido
Inicio » La estrategia empresarial y su vínculo con los certificados ISO

La estrategia empresarial y su vínculo con los certificados ISO

estrategia-empresarial-ejemplos
Tiempo de lectura: 5 minutos

La estrategia empresarial guarda estrecha relación con los certificados ISO, ya que implica la incorporación de los estándares y requisitos establecidos por las normas ISO para la adecuada planificación y ejecución de las actividades y procedimientos de una organización. En CTMA Consultores somos especialistas en la implementación de Sistemas de Gestión de Calidad ISO, y podemos ayudarte con una eficiente consultoría ISO para determinar las mejores oportunidades para tu empresa.

En este post, te presentamos toda la información que puedes necesitar sobre la estrategia empresarial y su vínculo con los certificados ISO.

¿Qué se conoce como estrategia empresarial?

La estrategia empresarial se refiere a la planificación y aplicación de un conjunto de acciones orientadas en alcanzar un objetivo específico para un negocio a largo plazo.

  • Se basa en la creación de planes y la implementación de acciones que permiten gestionar, controlar y mejorar el desarrollo de una empresa, con la finalidad de garantizar el cumplimiento de las metas.
  • Se trata de una herramienta que resulta fundamental para el éxito de una organización, ya que permite contar con una clara orientación sobre qué hacer y cómo hacerlo para alcanzar los objetivos comerciales.
  • Además, contribuye a que la organización se adapte a las necesidades del entorno y pueda posicionarse de forma competitiva en el mercado, así como ayuda a optimizar los procesos internos, mejorar la productividad y tomar decisiones organizacionales acertadas y oportunas.

Estrategia empresarial y Certificados ISO

La estrategia empresarial abarca la identificación de recursos y capacidades de la organización, evaluar a la competencia y las condiciones del mercado, seleccionar las oportunidades de mercado, así como definir los objetivos. Además, puede vincularse con el certificado ISO.

Los certificados ISO están estrechamente relacionados con la estrategia empresarial al proporcionar un marco para mejorar la calidad, cumplir con los requisitos y regulaciones, generar confianza y ventaja competitiva, y promover la responsabilidad social de la empresa.

  ¿Cómo aplicar el nuevo Reglamento General de Protección de Datos en mi empresa?

Aspectos claves de la relación entre la estrategia empresarial y los certificados ISO

Podemos destacar los siguientes aspectos fundamentales:

1) Mejora de la calidad y la eficiencia

Los certificados ISO, tales como ISO 9001 (Gestión de Calidad) e ISO 14001 (Gestión Ambiental), proporcionan a las organizaciones, el marco necesario para establecer sistemas de gestión eficientes que permitan mejorar la calidad de sus productos y servicios, lo cual se integra perfectamente con la planificación de la estrategia empresarial.

Estos certificados se fundamentan en enfoques de mejora continua y tienen como finalidad ayudar a las organizaciones a identificar las áreas de mejora, así como a optimizar sus procesos internos.

2) Cumplimiento de requisitos y regulaciones

Los certificados ISO contribuyen a que las empresas cumplan con los requisitos y regulaciones aplicables en su sector industrial, debido a que se implementan los estándares y requisitos establecidos por las normas ISO, de manera que las organizaciones pueden demostrar su compromiso con la calidad, la seguridad y el cumplimiento de las regulaciones.

3) Generación de confianza y ventaja competitiva

Cuando una empresa obtiene la certificación ISO, aumenta la generación de confianza en sus clientes, proveedores y otras partes de interés. Estas certificaciones gozan de reconocimiento internacional y demuestran el compromiso de la empresa con la calidad y la mejora continua.

Adicionalmente, las certificaciones ISO colaboran en diferenciar a una empresa de sus competidores y proporcionar una ventaja competitiva en el mercado.

4) Integración de la responsabilidad social empresarial

Algunas de las certificaciones ISO, tales como ISO 26000 (Responsabilidad Social), permiten a las empresas integrar prácticas de responsabilidad social dentro de su estrategia empresarial.

Cabe destacar que estas certificaciones promueven la sostenibilidad, la ética empresarial y el compromiso con las partes interesadas, lo que contribuye a generar un impacto positivo en la reputación y la imagen de la empresa.

  Guía del Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SST)

La estrategia empresarial en la gestión de riesgos

La gestión de riesgos consiste en identificar, analizar, evaluar, y tratar los riesgos potenciales que pueden impactar de manera negativa a una empresa, de igual forma, involucra la capacidad de generar oportunidades, saberlas, aprovechar y proporcionar beneficios a la organización.

Es indispensable que toda organización, al momento de planificar y desarrollar su estrategia, identifique los riesgos potenciales, así como los obstáculos que puedan llegar a afectar su capacidad para alcanzar sus objetivos a largo plazo, conforme a los requisitos de la norma ISO 31000, vinculados con su certificado ISO 9001, ISO 14001, ISO 45001 o de Responsabilidad Social.

Al vincular la estrategia empresarial con los certificados ISO, se optimiza la gestión de riesgos y se evalúan en detalle los posibles obstáculos, retos y oportunidades de mejora o de negocio que se puedan presentar a raíz de la implementación de la estrategia.

Cabe destacar que este proceso se realiza de manera metódica de acuerdo a los estándares y normas ISO para garantizar en todo momento su máxima calidad y eficiencia.

Aspectos relacionados con la gestión de riesgos

Para una empresa, el hecho de considerar y enfrentar de manera estratégica y planificada los diversos riesgos y oportunidades que se puedan presentar, representa la posibilidad de disminuir mayores complicaciones o pérdidas, además de incrementar las probabilidades de éxito en su estrategia empresarial.

La gestión de riesgos a nivel estratégico abarca los siguientes aspectos:

1. Identificación de riesgos

Se aplica tanto para la identificación de riesgos internos como externos.

Entre los riesgos internos podemos encontrar:

  • Objetivos, misión y valores no definidos claramente.
  • Recursos limitados para la gestión: de tecnología, procesos o recursos humanos.
  • Cultura organizacional deficiente.
  • Falta de adaptabilidad o resistencia al cambio.
  • Inexistencia de un proceso de evaluación.
  • Ausencia de planificación para asumir cambios.
  • Deficiencias en la comunicación entre la dirección y el equipo de trabajo.
  • Falta de capacitación a los empleados.
  • Ausencia de incentivos para los empleados.
  • Bajo nivel de compromiso de los empleados con los objetivos de la empresa.
  Diagrama de Ishikawa: Herramienta esencial para la resolución de problemas

Entre los riesgos externos tenemos:

  • Cambios en la legislación.
  • Competencia innovadora.
  • Variaciones en la demanda o en el mercado.
  • Condiciones políticas y sociales.
  • Crisis económicas o financieras.
  • Avances en la tecnología y nuevos productos.
  • Amenazas ambientales o sociales.
  • Cambios en las preferencias de los consumidores.
  • Crisis sanitarias.
  • Demandas y acciones legales.

estrategia-empresarial

2. Oportunidades internas

Se refiere a todos los aspectos y procesos dentro de la organización que puedan representar oportunidades de mejora para obtener mayores niveles de eficiencia, así como para una rentabilidad más alta.

Se relacionan con:

  • Capacitaciones a los empleados.
  • Mejora continua en productos y servicios.
  • Optimización de procesos.
  • Identificación de nuevas fuentes de ingreso.
  • Expansión a nuevos mercados.
  • Aplicación de estrategias de marketing para el fortalecimiento de la marca.
  • Optimización de los recursos financieros.
  • Fusión o adquisición de otras empresas.

3. Oportunidades externas

Corresponde a todas aquellas oportunidades que se pueden encontrar fuera del entorno de la empresa y que puedan ser aprovechadas para alcanzar una mayor rentabilidad, tales como:

  • Cambios en la regulación gubernamental.
  • Cambios en el mercado.
  • Nuevas tecnologías.
  • Expansión a nuevos mercados geográficos.
  • Aumento de la demanda de productos y/o servicios por escasez de la competencia.
  • Cambios en las tendencias sociales.
  • Colaboración con otras empresas.

Para finalizar, si tienes alguna duda o inquietud, o necesitas de un servicio de consultoría para tu empresa, no dudes en ponerte en contacto con el equipo de CTMA Consultores.