Inicio » AMFE: Análisis Modal de Fallos y Efectos | CTMA

AMFE: Análisis Modal de Fallos y Efectos | CTMA

amfe
Tiempo de lectura: 8 minutos

Para toda organización es indispensable contar con diversas metodologías que le permitan efectuar el análisis de las posibles fallos en el funcionamiento de un producto, así como errores en el diseño o en su fabricación, de manera que puedan evitar el descontento del consumidor final y obtener las certificaciones de calidad correspondientes. Para estos casos resulta apropiada la aplicación de la matriz AMFE o el Análisis Modal de Fallos y Efectos, a fin de garantizar su buen funcionamiento.

Dicho esto, en el presente artículo te brindaremos toda la información necesaria sobre el método AMFE, qué es, cuáles son sus objetivos y cuáles son sus ventajas de uso para tu empresa.

¿Qué es el AMFE?

El AMFE, o Análisis Modal de Fallos y Efectos, es un método analítico creado para predecir y eliminar de forma sistemática los fallos de cualquier producto o servicio en su etapa de diseño.

El AMFE representa una eficaz herramienta de análisis idónea para detectar cualquier problema potencial, así como sus consecuencias en el marco de diseño de un producto o servicio o en su etapa de fabricación, de manera de poder prevenir inconvenientes o determinar las estrategias adecuadas para su corrección.

Su aplicación tuvo su origen a lo largo de los años 40 a manos de las Fuerzas Armadas de los EEUU, en décadas posteriores, también fue utilizado exitosamente en el sector aeroespacial y automovilístico.

En la actualidad, cualquier empresa que necesite analizar la fiabilidad de un producto en fase de prueba puede aplicar el AMFE, de manera que les ayude a evitar los riesgos que puedan afectar al consumidor y establecer estrategias que aporten soluciones y mejoras del prototipo.

Por ejemplo, si una empresa automovilística diseña un nuevo modelo de vehículo y el método AMFE comienza a detectar fallos en el volante, pudiendo ser un inconveniente para el conductor. Es aquí donde se procede a la acción para mejorar su funcionalidad y prevenir los riesgos de accidente.

Por ello, cada vez que dicha empresa automovilística diseñe un nuevo prototipo de vehículo, tendrá a mano los errores cometidos en el pasado para proceder a actualizar la matriz del AMFE realizado previamente. Además, deben tomarse en cuenta los diversos cambios y actualizaciones que puedan surgir en las diferentes normativas.

Objetivos de la metodología AMFE

que-es-amfe-2

El objetivo base del método AMFE consiste en hacer crecer la eficacia de algún producto en etapa de desarrollo y predecir cualquier fallo que pueda surgir en el futuro mediante las pruebas de ensayos o durante el proceso de fabricación.

Otro de los objetivos de la metodología AMFE es evaluar las acciones de mejora continua, a fin de garantizar la calidad del producto y brindar mayor confianza tanto a socios, como a distribuidores y consumidores finales.

>>   ¿Sabemos cómo debemos actuar para eliminar los residuos generados por personas en cuarentena o contagiadas por el coronavirus en nuestras propias casas?

Durante el proceso del análisis, involucra la documentación de todos los pasos, así como las anotaciones de los desperfectos encontrados para poder tenerlos en cuenta más adelante.

Adicionalmente, el Análisis Modal de Fallos y Efectos también conlleva el objetivo de educar al personal encargado de diseñar el producto, con la finalidad de que este pueda predecir cualquier defecto, identificar las causas de dichos fallos y proponer acciones preventivas para amortiguar cualquier tipo de error surgido en el resultado final.

Tipos de AMFE que existen

La matriz AMFE es aplicable a toda empresa que requiera corroborar los errores de algún producto o proceso.

Existen diferentes tipos de AMFE de acuerdo a los objetivos que se pretendan lograr, entre los cuales se encuentran los siguientes:

1. Productos

El Análisis Modal de Fallos y Efectos o AMFE aplicado al producto es el método más conocido para detectar errores dentro de la fase de diseño del mismo. Para estos casos, su metodología ayuda a aumentar las probabilidades de anticiparse a cualquier posible riesgo o efecto negativo que pueda perjudicar al usuario que adquiera el artículo.

2. Procesos

El AMFE es una herramienta eficaz para poder predecir los fallos o errores durante la fase de producción de un artículo con la finalidad de prevenir cualquier problema que se pueda presentar a los trabajadores relacionados con esta etapa.

Preparando, además, al personal a que se anticipe ante cualquier efecto que pueda surgir luego de culminar con la fabricación del producto.

La metodología de AMFE de proceso permite detectar deficiencias o errores que afectan la calidad final de los productos o servicios, así como la insatisfacción del cliente y los riesgos de seguridad para el equipo de trabajo.

Se puede aplicar antes de desarrollar planes de control para nuevos procesos o sobre aquellos que ya hayan sido modificados. También en la planeación de sus estrategias, en casos de análisis de fallas de un proceso existente o sencillamente durante cualquier proceso de manufactura o ensamblaje.

amfe-de-producto

3. Sistemas

La metodología del AMFE también se adapta a los avances científicos y tecnológicos. Esta matriz de análisis de fallos también abarca eficientemente al ámbito informático, a fin de detectar los errores durante el diseño de un software o aplicación y así anticiparse a las consecuencias que puedan generar su funcionamiento.

El AMFE para sistemas resulta de gran utilidad, ya que permite aplicarse en todo tipo de software con la finalidad de realizar un análisis que determine fallas o problemas que afecten su eficiencia, y así poder realizar el correspondiente mantenimiento de manera oportuna.

Esta metodología puede ser implementada al llevar a cabo funciones en determinado software, así como cuando se realizan procesos de mantenimiento de la interfaz de usuario.

4. Servicios

El método de Análisis Modal de Fallos y Efectos resulta de gran utilidad para que las empresas puedan analizar su oferta de servicios, y todos los procesos relacionados antes de ponerlos a disposición de los clientes, de esta manera permite predecir el impacto que puede generar en los usuarios.

5. Diseño

La metodología del AMFE se enfoca particularmente en el diseño, con la finalidad de ofrecer diversas alternativas que permitan mejorar la eficiencia y calidad de un producto. También, resulta ideal para ofrecer información adicional que permita optimizar la planificación de un proyecto.

>>   ¿Cuáles son los controles de la norma ISO 27001?

Este método se aplica en el diseño de producto de manera preventiva para así poder detectar oportunamente cualquier falla o inconveniente. Esta dinámica ofrece la posibilidad de anticiparse ante diversos escenarios con dificultades y así definir una serie de soluciones para cada imprevisto.

El AMFE de diseño se puede implementar tanto en la etapa de diseño de un nuevo producto o servicio como cuando se está rediseñando uno ya existente.

¿Cómo aplicar la metodología AMFE?

Para aplicar esta matriz de análisis en una empresa, se deben seguir los siguientes pasos:

1. Se debe seleccionar un proceso

Para ello, será necesario evaluar el proceso a estudiar y resultará conveniente elaborar un diagrama con todos los pasos que conlleva dicho proceso, a fin de contemplar y revisar cada detalle.

2. Será necesario reunir e involucrar al equipo especializado

Se requiere la creación de un equipo de trabajo conformado por profesionales que posean los conocimientos fundamentales sobre el proceso a evaluar, las necesidades de los clientes y el producto o servicio.

Se debe elaborar una lista de verificación, respaldada por los documentos necesarios, donde se puedan efectuar acciones comparativas con registros de fallas anteriores, características de los productos y flujos de procesos.

3. Identificar las posibles fallas y su respectivo alcance

Lo primero será tener bien definidas las expectativas de los clientes y de la empresa ante el proceso, producto/ servicio o sistema que se vaya a analizar. También se debe considerar la magnitud de las posibles fallas.

  • Se procede a identificar las posibles fallas en las diversas etapas.
  • Se definen las posibles consecuencias de la falla, de acuerdo al grado de insatisfacción del cliente.
  • Será necesario asignar un número de severidad a la falla, lo cual facilitará la revisión y seguimiento a las acciones oportunamente.

4. Establecer controles de prevención

Al identificar las fallas o problemas, se deben localizar los controles actuales de prevención en caso de existir.

En caso contrario, representará una oportunidad de mejora en el proceso.

amfe-que-es

5. Se debe calcular el NPR

El NPR se refiere al Número Prioritario de Riesgo y representa un valor para definir las prioridades en cuanto a las fallas existentes.

Su cálculo es el resultado de la multiplicación de los valores correspondientes al grado de severidad, ocurrencia y la detección de las fallas.

El valor obtenido indica la prioridad para la resolución de cada una de las fallas identificadas.

6. Detectar el nivel de riesgo de las fallas

Los resultados alcanzados permitirán identificar el nivel de riesgo de las fallas de manera de establecer las prioridades correspondientes.

Los niveles de riesgo serán:

  • a) De alto riesgo
  • b) De falla medio
  • c) De falla bajo
  • d) Inexistente

7. Definir y ejecutar las correspondientes acciones preventivas y correctivas

Puede que no haya control preventivo ante las fallas, por ello es fundamental definir las acciones necesarias para reducir los riesgos involucrados y así ejecutar las estrategias que eviten la aparición de estas fallas en el proceso.

Por lo tanto, se deben establecer las pruebas y procedimientos necesarios para evitar o reducir los fallos antes de que el producto final llegue al consumidor.

Primero se debe proceder a ejecutar las acciones preventivas y correctivas propuestas para la eliminación de las fallas relacionadas con los procesos. Luego, se debe volver a calcular los riesgos de manera de poder comprobar su erradicación o si se requiere implementar nuevas acciones.

>>   ¿Cuál es la diferencia entre la OHSAS 18001 y la ISO 45001?

Resulta conveniente registrar cada uno de estos pasos en una hoja de Excel donde se pueda controlar y visualizar, de manera organizada, cada etapa del proceso y sus respectivas anotaciones, mismas que permitirán identificar tanto fallas como soluciones, mediante acciones preventivas y correctivas que servirán para mejorar el rendimiento de los diversos procesos.

La asesoría de especialistas en la implementación de este tipo de metodologías resulta fundamental, por ello, en CTMA Consultores te ofrecemos todo el apoyo necesario para obtener el máximo rendimiento de la aplicación de la metodología AMFE en tu empresa.

Ventajas de implementar el AMFE en tu empresa

normativa-amfe-2

Históricamente, se cuenta con la eficacia alcanzada en la industria automotriz y aeroespacial gracias a la implementación del método AMFE, donde se demostró una importante mejora en la producción de vehículos y aeronaves, minimizando el riesgo de accidentes, además de brindar mayor comodidad al conductor y pasajeros.

El éxito logrado con la aplicación del AMFE en estas industrias propició su extensión hacia otros sectores, lo cual generó un incremento en el ahorro de costes por las reparaciones de productos fallidos en un periodo de corto plazo.

Las pruebas de ensayo de un producto, software o servicio logran a largo plazo aumentar la confianza en los clientes y proporcionarles soluciones eficaces a sus respectivos problemas.

Mejora significativamente la calidad de los productos y servicios, lo que también mejora la imagen de la empresa y la fidelidad de los consumidores, aumentando la satisfacción de los clientes.

Reduce los riesgos potenciales en las fases de diseño y fabricación de diversos productos o servicios generando soluciones a bajo costo y optimizando los procesos.

La aplicación del método AMFE, no requiere que sea porque haya surgido un motivo particular, ya que sus funcionalidades son muy diversas, no solo sirve para diseñar un nuevo producto o servicio, sino que, también, puede ser útil para crear programas de mantenimientos preventivos y recolectar información valiosa que brinde formación especializada al personal encargado de la producción.

Por todo lo antes expuesto, en CTMA Consultores te ofrecemos el mejor asesoramiento para que puedas implementar eficientemente el método AMFE en tu empresa y así logres la mejor evaluación y análisis de los fallos del diseño de tus productos o servicios que te permitan tomar las acciones correctivas oportunamente.

Impulsa la optimización y máximo rendimiento de los procesos de tu empresa, aprovechando los beneficios que ofrece la metodología AMFE, teniendo como objetivo la mejora continua de forma integral en cada detalle de tus operaciones.

Si necesitas más información sobre este tema o sobre nuestros servicios, no dudes en contactarnos.

Consultores especialistas en Gestión de Calidad, Medio Ambiente, Prevención de Riesgos Laborales, Ley Orgánica de Protección de Datos y Centro de Formación Acreditado por la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo desde el año 2005.
CTMA Consultores
Si te ha gustado el contenido, compártelo con tus conocidosShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.