LA EMPRESA Y EL MEDIO AMBIENTE → 2 sujetos condenados a entenderse.

La empresa y el medio ambiente representan 2 sujetos que, de manera necesaria, deberán interactuar en tiempo presente para lograr una relación beneficiosa y fructífera en el futuro horizonte de ambas.

Los tiempos en los que el plan de gestión ambiental de una empresa era visto como un gasto innecesario en la cuenta de resultados de la entidad a final de su ejercicio económico se difuminan de manera progresiva, al tiempo que los grupos de interés y stakeholders exigen a las corporaciones el cumplimiento de sus objetivos medioambientes de una manera fáctica y en el medio y largo plazo.

El blog de CTMA consultores es un espacio online multidisciplinar creado por el equipo de profesionales que trabajamos en ella con el único objetivo de ofrecerte información relacionada con la actividad de nuestra empresa que pudiera resultarte de interés en tu día a día, aportando al respecto un claro expertise adquirido a lo largo de nuestro extenso bagaje profesional.

Por este motivo, hoy hablamos sobre la empresa y el medio ambiente, delimitando todos aquellos motivos que explicarían la relación entre ambos sujetos, entendiendo el cambio de concepción que se ha producido en los últimos años sobre lo que es la gestión ambiental y estableciendo el porqué de que las corporaciones necesiten empezar a invertir en esta cuestión de manera imperativa.

LA EMPRESA Y EL MEDIO AMBIENTE → 3 realidades de su relación en la actualidad.

Cuando afirmamos que toda corporación debería preocuparse por los factores medioambientales de una empresa y de las consecuencias de su actividad económica sobre el entorno que le rodea, resulta muy fácil caer en conceptos teóricos difíciles de llevar a la práctica en cualquier escenario o actividad empresarial.

→ La definición de desarrollo sostenible no es más que la consecución de un progreso económico en el presente que no comprometa los recursos de la sociedad en un futuro.  

No obstante, a pesar de que esta definición puede parecer bastante clara, podría llegar generar la apariencia de que seguir esta corriente de desarrollo es algo opcional, es decir, una elección reservada en exclusiva a “empresas ambientales” que trabajan sobre estas cuestiones en su Plan de Responsabilidad Social Corporativa.

Nada más lejos de la realidad.

ecoembes

La empresa y el medio ambiente son 2 conceptos que se relacionan de manera necesaria, siendo esta una corriente frente a la cual no podemos girar la cara si pretendemos garantizar la no obsolescencia de nuestra entidad al tiempo que establecemos los cimientos del desarrollo económico de nuestra empresa, una realidad que se fundamentaría sobre los 3 puntos que detallamos a continuación:

STAKEHOLDERS → Elemento de presión para las empresas que contaminan el medio ambiente.

La empresa y el medio ambiente se relacionan de manera clara, en tanto en cuanto los clientes susceptibles de comprar el producto y/o contratar los servicios ofertados por nuestra corporación viven en el mismo espacio que nuestra entidad, ejerciendo importantes presiones sobre las empresas para que actúen al respecto.  

Desde la publicación en prensa nacional e internacional de noticias que han destapado auténticos escándalos cometidos por las empresas en el entorno que les rodeaba hasta ONGS o empresas de gestión ambiental que trabajan de manera específica sobre esta cuestión.

Son diversos los escenarios o sujetos externos a nuestra empresa que pueden ejercer una presión sobre la entidad si cometemos cualquier tipo de imprudencia al respecto.

No obstante, esta presión, que podría parecer negativa para el buen funcionamiento de nuestra empresa, ya está siendo vista en la actualidad por diferentes corporaciones como una oportunidad de mejora en el crecimiento económico de su entidad.

Ejemplo claro de esto lo encontramos en el DJSI (Dow Jones Sustainability Index ), índice bursátil que se conforma por empresas que, además de obtener una buena capitalización bursátil, destacan por un desempeño maestro en materia de responsabilidad medioambiental.

Empresas como Iberdrola o Banco Santander aparecieron en este índice durante el año 2018.

Esta cuestión marcaría el primer aspecto interesante en la relación de la empresa y el medio ambiente, en tanto en cuanto la aparición de cualquier empresa en este tipo de índices permitirá mejorar nuestra imagen ante futuros clientes y accionistas de nuestra corporación.

medidas-mediambientales-tomadas-por-las-empresas

LEGISLACIÓN APLICABLE → La contaminación ambiental de empresas desde el  punto de vista jurídico.

La contaminación de las empresas al medio ambiente es una cuestión penada y castigada por nuestro ordenamiento jurídico, más allá de la relación existente entre la empresa y el medio ambiente desde un punto de vista social y /o  económico.

Si nos trasladamos a los cimientos de nuestro ordenamiento jurídico, la relación entre la empresa y el medio ambiente se sustenta sobre el artículo 45 de la Constitución, precepto sobre la cual se desarrollan otras leyes más específicas como, por ejemplo, la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad (Ley 42 / 2007, de 13 de Diciembre) o la Ley de Responsabilidad Medioambiental (Ley 26/2007, de 23 de Octubre).

A la hora de regular cómo las empresas afectan al medio ambiente, el legislador, aparte de establecer unos mínimos que ninguna corporación podrá sobrepasar sin tener una serie de consecuencias jurídicas por ello, también busca fomentar que las corporaciones vayan más allá en el desarrollo de esta cuestión, superando con creces los estándares mínimos desde el punto de vista legal y valorando de manera clara el impacto de su actividad económica sobre el entorno que le rodea. 

entorno-medio-ambiental-de-una-empresa

FACTOR ECONÓMICO → Diferenciarse de las empresas que no respeten el medio ambiente.

Hubo un tiempo en el cual el precio era el factor clave de cualquier empresa a la hora de diferenciarse de la competencia en el ofrecimiento de su producto y / o servicio dentro el mercado en el que operaba.

No obstante, el exceso de competencia en prácticamente todos los sectores económicos provoca que cualquier alteración o decisión mal ejecutada por parte del departamento de ventas suponga la no absorción de nuestro producto y/o servicio en el mercado al cual pretendemos dirigirnos.

La relación entre la empresa y el medio ambiente puede suponer un elemento para diferenciarnos de manera clara frente a otras empresas de la competencia, al tiempo que obtenemos una serie de ventajas competitivas al trabajar sobre esta cuestión de una manera mucho más incisiva.

La empresa y el medio ambiente se relacionan mediante una serie de procesos cuya revisión puede permitirnos localizar diversas oportunidades de mejora que se traducirán en un aumento de beneficios al final de nuestro ejercicio económico.

Queda duda cabe que esta revisión supondrá en el corto plazo una importante inversión para nuestra corporación.

No obstante, los frutos de la misma darán lugar a un sistema de gestión mucho más productivo y capaz de medir el impacto de nuestra compañía sobre el entorno que le rodea a través de unas métricas claramente objetivas.

proteccion-medio-ambiente

¿ES POSIBLE ASEGURAR LA CORRECTA RELACIÓN ENTRE LA EMPRESA Y EL MEDIO AMBIENTE?

Sin ningún tipo de duda.

La empresa y el medioambiente se relacionan de manera clara, relación susceptible de ser medida a través de una serie de certificaciones que permitan demostrar el buen hacer de nuestra corporación al respecto. La implantación de la norma ISO 14001 en nuestra entidad sería el mejor ejemplo de ello.

Esta normativa fue desarrollada por la Organización Internacional de la Estandarización (conocida con el acrónimo de ISO) , la cual delimita el cumplimiento de unos parámetros objetivos que aseguran la correcta relación entre la empresa y el medio ambiente en el desarrollo de una actividad económica en concreto.

Este tipo de certificaciones, ya de por sí importantes, aumentan su relevancia cuando nuestra corporación actúa en mercados internacionales o se encuentra en un claro proceso de expansión.

plan-gestion-ambiental

La consecución de la misma supone la demostración del cumplimiento de una serie de parámetros objetivos sobre la empresa y el medio ambiente en nuestra corporación, permitiéndonos hablar el mismo idioma que cualquier otra empresa que opere en el tejido empresarial internacional.

Si te gustaría conocer algunos parámetros que podrán marcar el presupuesto final de la implantación de esta normativa en tu empresa, aquí te dejamos un artículo de nuestro blog donde debatimos sobre esta cuestión. ¿Tienes más dudas?

Puedes dejarnos tus preguntas en nuestro blog o ponerte en contacto con nuestra empresa. Estaremos encantados de ayudarte a través de un trato cercano y personalizado, analizando la relación entre la empresa y el medio ambiente de tu corporación en particular  para la posterior implantación de esta norma certificadora en el menor tiempo posible y con las máximas garantías profresionales por parte de nuestro equipo.

Si te ha gustado el contenido, compártelo con tus conocidosShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *